La Ecografía 4D

Luces y sombras de las ecografías 4D

agosto 01, 2014

Aunque es una técnica exploratoria que se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo, generalmente cuando se habla de ecografías nos referimos a las que se practican a mujeres embarazadas. Especialmente si se trata de ecografías 3D y ecografías 4D. Estas últimas por ahora apenas se usan para fines médicos, siendo su finalidad más extendida que las mujeres puedan ver a su bebé, si será niño o niña, qué aspecto tiene y obtener fotos y vídeos del bebé aún en el vientre materno. Por ello se califica a menudo a las ecografías 4D como «ecografías para el recuerdo«. Cada día se popularizan más dada su carga emocional, pues constituyen un momento inolvidable para toda la familia y en especial para la madre que puede ver cómo su bebé se mueve, sonríe o bosteza dentro de su útero.




Pero no todo es tan idílico como parece. Como toda técnica médica las ecografías pueden tener sus riesgos. Por ello numerosas instituciones proponen límites al uso no médico de los ultrasonidos. Algunos ejemplos (en inglés):

http://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ucm095508.htm

http://www.aium.org/officialStatements/31

http://www.acog.org/Resources_And_Publications/Committee_Opinions/Committee_on_Ethics/Nonmedical_use_of_Obstetric_Ultrasonography

Riesgos asociados a las ecografías en 4D

Por muy atractivas que resulten las ecografías 4D, es aconsejable no abusar de ellas cuando su fin no es el control de la salud de madre y feto. Dada la dificultad para realizar estudios completos no está confirmada ni la existencia ni la inexistencia de problemas de salud consecuencia de la realización de ecografías. Pero sí se ha comprobado que cuando los ultrasonidos atraviesan los tejidos humanos producen en ellos un ligero calentamiento y en algunos casos en la formación de pequeñas burbujas de gas en los fluidos y los tejidos corporales. Las consecuencias a largo plazo de estos efectos son aún desconocidas. Por ello es aconsejable ser prudente ante un uso de una tecnología que no está aún claro si es completamente segura cuando no hay un beneficio médico claro a cambio de ese riesgo.

Efectos físicos

Frecuentemente los especialistas en técnicas ecográficas tienen que esforzarse para conservar en pantalla la imagen de la parte que quieren observar, ya que los fetos suelen apartarse de la fuente de ultrasonidos. Esto puede deberse a a que estén percibiendo vibraciones, calor, o ambas cosas simultáneamente. Hay que tener en cuenta que los ultrasonidos son una forma de energía que, como ha sido demostrado en estudios de laboratorio, puede provocar efectos físicos en los tejidos como vibraciones y aumento de la temperatura [http://www.fda.gov/MedicalDevices/Safety/AlertsandNotices/PatientAlerts/ucm064756.htm]. En 2001 se llevó a cabo un experimento en el que un transductor de ultrasonido dirigido directamente a un hidrófono en miniatura colocado en el útero de una mujer grabó un sonido «tan fuerte como un metro entrando en la estación». [http://www.newscientist.com/article/dn1639-fetuses-can-hear-ultrasound-examinations.html#.U9TlX6Pm4a8]

Efectos médicos

Los primeros estudios que se realizaron sobre los efectos secundarios de los ultrasonidos apuntaban a sutiles daños neurológicos como un aumento en el nacimiento de varones zurdos (un marcador de problemas cerebrales cuando no se trata de un rasgo hereditario) y retrasos en el habla  [http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1485930/]En agosto de 2006, Pasko Rakic, presidente de Yale School of Departamento de Neurobiología de Medicina, publicó los resultados de un estudio en el que los hembras de ratón embarazadas se sometieron a diferentes duraciones de ultrasonido. Los cerebros de las crías mostraron daños análogos a los encontrados en los cerebros de las personas con autismo. La investigación, financiada por el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, también relacionó la ecografía en problemas de desarrollo neurológico en los niños como la dislexia, epilepsia, retraso mental y esquizofrenia, y demostró que el daño a las células cerebrales se incrementa con exposiciones más largas. [http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1678377/] [http://www.earlyhumandevelopment.com/article/S0378-3782%2897%2900097-2/abstract]

Otros riesgos

Otro riesgo de las ecografías es el ocasional hallazgo de falsos positivos, verdadera fuente de angustia para la madre, como por ejemplo quistes detectados en las ecografías 3D que luego no se confirman en exámenes más invasivos que no habrían sido necesarios. Este tipo de diagnósticos erróneos como duplicaciones de partes del cuerpo, agujeros, grietas, y falta de partes del cuerpo son poco habituales y no suelen suceder cuando la ecografía se realiza por un profesional acreditado y con experiencia. Por ello es tan importante ponerse siempre en manos de verdaderos profesionales adecuadamente acreditados.

Deja aquí tu comentario o duda

Deja tu comentario

*

captcha *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies